logo

Los chicos del calendario

¿Pensabais que os íbamos a poner fotillos nuestras en paños menores al estilo Pirelli? Quizá otro año, de momento en esta ocasión os vamos a dejar algo más útil, unos consejos para organizar vuestros deseos para el nuevo año. ¡Atentos!

Ya estamos a mitad de enero y nuevamente pegados con efecto super glue a la silla de la oficina, terminando los balances del año y el tedioso papeleo administrativo para cumplir con Hacienda. Y entre sumas y restas, ¿qué pasó con los objetivos marcados el año anterior? Llegar al 31 de diciembre con la lista de “cosas que hacer” totalmente tachada es complicado y al final entra la prisa de hacer a diestro y siniestro sólo por terminar. Y claro,  se quedan a un lado aspectos tan importantes como la idoneidad de la fecha o la elección a conciencia del proveedor. El resultado muchas veces es frustrante porque hemos invertido y no tenemos los resultados esperados.

Reloj

Esto sucede a más empresas de las que pensáis, no sois los únicos, y para evitarlo hay que tratar de planificar al máximo el calendario de actuaciones de la empresa, incluyendo todas las inversiones necesarias durante el año. Y para llevar a buen término este calendario planificador os proponemos los consejos que nosotros usamos y que, hasta ahora, nos funcionan estupendamente.

1. Aterrizaje forzoso a la tierra

Al pensar en lo que queremos para nuestra empresa se nos cuela el espíritu de niño escribiendo la carta a los Reyes Magos y es casi imposible ponerle freno al boli. Bien, esta es la primera parada: ser realistas con las necesidades que tenemos y los euros que nos alumbran. Tened en cuenta que nadie da “duros a pesetas”, como decíamos antes y que un buen proveedor de servicios no siempre es el más barato. El trabajo bien hecho tiene su precio y será una inversión de la que no nos arrepentiremos.

Euros

2. Priorizar necesidades

Las matemáticas dicen que el orden de los factores no altera el producto, pero esta premisa no siempre es cierta, sobre todo si hablamos de la comunicación de tu empresa. De verdad de la buena que tu vídeo corporativo no va a tener el mismo efecto si un par de meses después haces un rediseño de tu identidad. Por tanto, si has detectado que necesitas un buen lavado de cara con efecto lifting, empieza por rediseñar tu imagen y estarás preparado para darlo a conocer a todo el mundo.

3. Fechas exactas

Calendario

Las ciencias son exactas y la fecha ideal para cada acción también lo es. ¿Cuál es la mejor fecha? Eso va a depender de tu sector de actividad, de la estacionalidad de tu producto/servicio, del comportamiento de tus clientes… Antes de decidirte a lanzar tu vídeo o tu nueva web el 7 de julio porque es San Fermín, piensa si vas a tener la repercusión esperada. Porque no hay nada más frustrante que hacer una inversión y no obtener beneficio, así que analiza todas las variables y haz la previsión con tiempo. Esto te va a permitir:

– Buscar un profesional que te entienda y que capte tus necesidades.

– Poder contar con el profesional al que quieres encomendarte, porque probablemente su agenda no esté libre para el día siguiente.

– Pedir varios presupuestos y comparar lo que cada uno incluye.

– Involucrarte más en el proyecto. Porque no lo olvides, nadie conoce tu empresa mejor que tú.

– Preparar la partida presupuestaria necesaria, reduciendo al máximo los imprevistos.

4. Manos a la obra

A nosotros nos gustan mucho las manualidades y, una vez que hemos hecho todo este trabajo de análisis, nos gusta ponerlo muy visual en la oficina. Además, es divertido recordar tiempos escolares. Necesitaréis cartulina blanca, rotuladores de colores y un baby de colegio, porque la práctica de colorear ya anda más perdida que el barco del arroz y os podéis poner de mil colores la ropa.

Calendariodibujos

De verdad que tener este calendario os va a ayudar a mantener el orden, pues será vuestra hoja de ruta de cabecera y así no se perderá en el maremágnum del disco duro. También será vuestra arma secreta contra la procrastinación, que acecha en cualquier esquina y nos engaña con aquello de “si me da tiempo de sobra…”. El tiempo vuela, amigos. No lo olvidéis.

5. Si no eres adivino, revisa tu planning

Por último, os aconsejamos revisar periódicamente este planning si se os ha fundido la bola de cristal.

Boladecristal

Siempre surgen imprevistos de diferente tipo, pero eso no implica que tus planes se trunquen, sólo hay que reestructurarlos, pero siempre manteniendo los pasos anteriores. Y si al finalizar nuevamente el año no has podido cumplir todo, no te angusties. Lo importante es que lo que se haya podido realizar haya llegado a buen puerto. Mejor llegar tarde a la fiesta que llegar en camisón ¿no os parece?

Estos son algunos de nuestros truquillos de trabajo, esperamos que os hayan sido útiles. Como veis, trabajar con planificación es mejor que ir al salto de mata. Y ahora, a hacer vuestros calendarios. Y no dejéis de contarnos todas vuestras ideas, seguro que juntos les podemos dar forma.

Nos vemos la próxima semana en el TitanoBlog.

  • Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.